Mantenimiento básico del automóvil

15 Septiembre 2016
Publicado en Consejos de manejo

Cuando se adquiere un vehículo, se debe tener en cuenta que existen una serie de chequeos, revisiones y limpiezas que hay que realizar cada cierto tiempo para garantizar su correcto funcionamiento y posible averías. En otras palabras, es necesario realizar un mantenimiento básico o preventivo.

El mantenimiento planificado no es más que las acciones que se realizan para alargar la vida útil del automóvil tanto externa como internamente. De esta manera, se evitan futuras averías que comprometan el coche en su totalidad.

Estar consciente de que se deben realizar este tipo de trabajos permite planificar con anterioridad los períodos en los que se hará el mantenimiento y admiten al propietario del vehículo conocer el estado en el que se encuentra su coche, a fin de evitar un susto y gasto imprevisto.

Según las estadísticas, un mantenimiento planificado mejora en un 25% la productividad del automóvil, reduce en un 30% los costos y la vida útil es alargada hasta en un 50%.

Entre los “trabajos” que se deben realizar frecuentemente al vehículo para así evitar la aparición de diversas fallas, encontramos los siguientes:

  • Cambio de aceite: Anteriormente se recomendaba hacerlo cada 2.000 o 3.000 kilómetros ya que los aceites que se utilizaban eran monógrados y se incorporaban a motores de carburador, por lo que se contaminaban más rápidamente. Sin embargo, actualmente dichos aceites poseen la capacidad de cambiar su viscosidad de acuerdo a la temperatura. Así pues, mientras más oscuro esté el aceite de tu auto mejor lubrica y limpia el motor del mismo.
  • Balanceo de las llantas: Realízalo cuando vibraciones en la dirección y si notas desgastes irregulares y prematuros.
  • Alineación: Debe hacerse si se observa que un caucho se desgasta mucho más rápido que los otros, ya que esto puede ser señal de que ciertos componentes de la suspensión y la dirección están fallando.
  • Revisión de los frenos: A los de campana o tambor se les debe chequear el cilindro, la bomba, el tambor de freno, el depósito de líquido, la banda y los muelles recuperadores de la misma. Si chillan los frenos de disco, es momento de cambiar las pastillas; pero si salta se han de reemplazar los discos también. Por su parte, los ABS deben ser revisados en un concesionario autorizado de la marca del auto.
  • Líquido de frenos: Es importante chequear su nivel de vez en cuando para asegurarse que no hayan fugas. Su cambio debe realizarse cada seis meses.
  • El filtro de aceite: Lo más recomendable es cambiarlo cada 5.000 kilómetros como máximo, sin depender del cambio de aceite que suele realizarse cada 8.000 o 10.000 kilómetros. Para que trabaje a la perfección, el filtro que se escoja debe ser aquel de marca reconocida, multígrado, que se ajusta a las exigencias del fabricante del motor y que además es nuevo, no reciclado.

Y vos? que mantenimiento le realizas a tu auto? Dejanos un comentario

Leído 3028 veces Modificado por última vez el Jueves, 15 Septiembre 2016 23:47
Valorar este artículo
(1 Votar)

CAPITAL FEDERAL

Belgrano:

Av Cabildo 1849

Flores:

Av Rivadavia 6855

ZONA NORTE

San Isidro:

Av Parana 3745

ZONA OESTE

Morón:

25 de Mayo 173

Castelar:

Gobernador Inocencio Arias 2345

ZONA SUR

Banfield:

Maipú 264

Lomas de Zamora:

Francisco Narciso Laprida 271

CONTACTANOS

Llamanos o escribinos a:
Contate a la Escuela EAM I[email protected]

Linea gratuita

0810-220-3676

(011) 5263-3121

11-3813-0101